lunes, 4 de mayo de 2009

Monster in me

A ti, maldito reflejo de mi tristeza, mis penares y mi deseo. Odio el día en el que te miré a los ojos y te entregue mi alma con tal facilidad; desprecio tu inmunda fisonomía y maldigo tu respirar. 
Sé que prometí a misma caminar erguida.. firme e indiferente a los demonios que me rodeaban. No sé de que forma conciderar éste pesar.. es nuevo, lo cual lo transformaría en peor?; es un ser mitad humano mitad monstruo, un cesto de desperdicios que tiene vida propia, explota cuando se le da la gana y tiene el poder suficiente como para absorver lo malo y modificar lo bueno para que parezca lo contrario. Mi falta de optimismo y mi pesar sobre el sexo opuesto son sus armas más letales; puede matarme, revivirme y darme vuelta como una media.
Por que te otorgaré tal poder sobre mi?, no puedo rescatar tu atractivo el cual me lleve a darte todo, y no tener nada.
No puedo afirmar totalmente que tenga dependencia sobre él.. pero si me alejan podría sentirme completamente indefensa, sin nada e incluso sentirme morir, efectivamente... mi maldito acostumbramiento me hizo dependiente y te transformaste en mi droga y mi veneno.. no me siento yo sin tu presencia, pero con ella desfallezco.
Tal vez crea no tener el poder suficiente para combatir esos demonios o necesite de algo o alguien que me ayude; bien recibidos son los consejos pero él me cubre los oídos para no entenderlos con claridad.. provocando un lento proceso que lleva tiempo en asimilarse, y una vez llegado a ello poca efectividad tiene, debido a que el monstruo tuvo el suficiente tiempo de volverse inmune a el... o mi insistencia le produce adormecimiento, pero se recupera al cabo de un tiempo.
Supongo que por el momento, hoy consiente de su presencia, deberé de convivir con él  y a su debido momento, un día por la espalda... lo mataré.

3 comentarios:

aleGríaa. dijo...

Boluda, está bien que te desahogues, pero no me gusta nada verte mal. Un dia de estos tenemos que hablar bien. Un besito :)

Anónimo dijo...

Largo estertor a una vida tan bonita.. Las penas quedan para lo rezagados..nosotros a delante somos felices...awante

krispo dijo...

Hola, me gustó esta entrada, asi que seguire leyendo y vivistando tu blog, saludos*